top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Las bebidas azucaradas y el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2



Un reducido estudio a largo plazo de casi 500 niños en Massachusetts ha descubierto que beber regularmente bebidas azucaradas y jugos 100 % de frutas durante la niñez y la adolescencia puede estar relacionado con un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 entre los niños, pero no en las niñas, según una investigación preliminar que se presentó en la Conferencia de la American Heart Association (la Asociación Americana del Corazón) Sesiones científicas de Epidemiología y Prevención (EPI)/ Estilo de Vida (Lifestyle) y Salud Cardiometabólica 2024 entre el 18 y el 21 de marzo, en Chicago.


“Si bien estos hallazgos son preliminares, respaldan la evidencia existente sobre la posible relación entre las bebidas con azúcar agregada y el riesgo a largo plazo de desarrollar diabetes tipo 2 en los niños”, dijo la Investigadora Principal Soren Harnois-Leblanc, Ph.D., Dietista Registrada e Investigadora Postdoctoral del Departamento de Medicina Poblacional de Harvard Pilgrim Health Care Institute y Harvard Medical School, ambos en Boston.


Según los datos sobre bebidas azucaradas de la American Heart Association (la Asociación Americana del Corazón) de 2022, casi dos tercios de los niños y adolescentes en los EE. UU. consumen al menos una bebida azucarada, como refresco, limonada o una bebida energética, todos los días. También señala que, además del aumento de peso, comer demasiados alimentos con azúcares añadidos, especialmente de bebidas azucaradas, aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, presión arterial alta, diabetes tipo 2 y caries.


Con los datos del Proyecto Viva, un estudio a largo plazo actualmente en curso sobre mujeres y sus hijos en el este de Massachusetts que inició en 1999, los investigadores exploraron que beber tanto bebidas azucaradas, jugos 100 % de frutas como consumir frutas frescas estaba asociado con marcadores para el desarrollo de diabetes tipo 2. Los investigadores calcularon el consumo promedio de bebidas azucaradas, jugos 100 % de frutas y frutas frescas durante la niñez y la adolescencia basándose en registros dietéticos y evaluaron sus posibles asociaciones con tres marcadores de diabetes tipo 2: la resistencia a la insulina, el nivel de glucemia en ayunas y los niveles de HbA1c. Estos marcadores se midieron mediante un único análisis de sangre en ayunas al final de la adolescencia (aproximadamente a los 17 años).


El análisis determinó lo siguiente:


Cada porción diaria de bebidas azucaradas (unas 8 onzas) en la infancia y la adolescencia se asoció con un aumento del 34 % en la resistencia a la insulina; un aumento de 5.6 miligramos por decilitro (mg/dl) en los niveles de glucemia en ayunas; y un aumento del 0.12 % en los niveles de HbA1c al final de la adolescencia.


Beber jugos 100 % de fruta durante la niñez y la adolescencia se relacionó con un aumento del 0.07 % en los niveles de HbA1c en la adolescencia tardía por porción diaria de jugo 100 % de fruta entre los niños del estudio, con solo un ligero aumento en las niñas del 0.02 %.


Según Harnois-Leblanc, comer fruta fresca durante la infancia y la adolescencia no pareció tener un efecto positivo o negativo sobre el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 entre los niños o niñas del estudio.


2 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Lo que debemos conocer sobre el Parkinson

La enfermedad de Parkinson es un trastorno degenerativo de progresión lenta que afecta que afecta a millones de personas en todo el mundo. Afecta predominantemente a las neuronas productoras de dopami

Comments


bottom of page