top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Asamblea PIP: presagio de una Patria Nueva




Por: Prof. Luis Dómenech Sepúlveda


“No es patria si nos quitan el derecho de servirla, si la entregan a los que la desdeñan, si nos niegan posesión de lo nuestro.” (Eugenio María de Hostos)


El pasado domingo, 10 de diciembre de 2023, fecha conmemorativa del 125 aniversario del infame e inmoral Tratado de París, los delegados del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), en una concurrida y entusiasta Asamblea Nacional celebrada en el Centro de Convenciones de Miramar, ratificaron unánimemente la candidatura de Juan Dalmau como el próximo gobernador de Puerto Rico en las elecciones generales programadas para el martes, 5 de noviembre de 2024. Ello, tras la histórica convergencia patriótica con el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) y otras organizaciones progresistas. Además, los delegados independentistas ratificaron las candidaturas por acumulación de la Senadora, María de Lourdes Santiago y del Representante, Dennis Márquez, voces insobornables de todos los puertorriqueños en la Legislatura de Puesto Rico.


Como se sabe, ante la obstinada actitud del bipartidismo antipatriótico de perpetuarse en el poder político, los lideres del PIP y el MVC, en un acto de desprendimiento patriótico, acordaron recientemente una histórica alianza electoral en aras de liberar al pueblo de Puerto Rico de esa nefasta cultura de corrupción, ineptitud y subordinación a la que se nos ha sometido de parte del concubinato anquilosado conformado por el anexionismo e inmovilismo de los pasados 55 años. Recuérdese, además, que ambos partidos, los cuales pretenden proyectarse como los máximos defensores de los procesos democráticos, confabularon deliberadamente para crear una nueva Ley Electoral amañada con el objetivo de invisibilizar y oprimir a las minorías del proceso electoral.


Recuérdese, igualmente, que el liderato del PIP y el MVC acudieron infructuosamente a los Tribunales del País para legitimar el derecho de las minorías a establecer alianzas ideológicas en aras de ampliar sus opciones y oportunidades electorales. Sin embargo, los tribunales se allanaron y optaron por cerrar filas con la Ley Electoral diseñada, con todo el sentido de la soberbia y la mala fe, para excluir, acallar e invisibilizar a los partidos minoritarios.


Francamente, el desbordante y contagioso entusiasmo y optimismo manifestado durante la Asamblea Nacional del PIP por los más de 4,000 delegados y militantes independentistas presentes en el Centro de Convenciones de Miramar constituye, sin duda, un presagio de una Patria Nueva. Como hemos indicado en instancias anteriores, por primera vez en nuestra historia reciente, los puertorriqueños tendremos la gran oportunidad única de romper el espinazo del bipartidismo corrupto mediante la sabia elección de las mejores candidatas y candidatos presentados por el Partido Independentista Puertorriqueño y el Movimiento Victoria Ciudadana en sus respectivas papeletas electorales el 5 de noviembre de 2024.


De ahí el pánico existente en el anexionismo y el inmovilismo anquilosado. Se agarran de todo tipo de demagogia, tergiversación y burdas mentiras con tal de desanimar y desarticular lo que, a todas luces, se perfila como un gran triunfo electoral de las minorías patrióticas de nuestro País. ¡A la lucha y a la Victoria!.

2 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page