• Editorial Semana

De mudanza las Criollas


Coliseo Roger L. Mendoza no va a estar disponible para la temporada 2022

Por Jorge L. Pérez/JPG Media Group

Fotos Pepo Pereira/Municipio de Caguas


Una de cal y otra de arena.


Los Criollos de Caguas del béisbol invernal por fin pudieron regresar al renovado Yldefonso Solá Morales después de peregrinar por cuatro años por Gurabo, el Hiram Bithorn y Cayey, pero ahora, en cambio, las hexacampeonas Criollas de Caguas se aprestan a jugar la temporada que comenzará en abril fuera de su hábitat natural de las pasadas tres campañas, el coliseo Roger L. Mendoza.


El apoderado de las Criollas, Francisco ‘Furiel’ Ramos, confirmó la semana pasada una información difundida en un principio por el periódico El Vocero, en el sentido de que el coliseo Roger L. Mendoza no va a estar disponible para la temporada que ahora está señalada para comenzar en abril, debido a trabajos con el sistema eléctrico en preparación con la instalación de un sistema permanente de acondicionadores de aire.


Y Furiel también confirmó que el coliseo Roberto Clemente y el Mario ‘Quijote’ Morales de Guaynabo son las posibles sedes temporeras para el equipo en la campaña de 2022, aunque, naturalmente, se seguirán llamando Criollas de Caguas.


“Al municipio le acaban de aprobar los fondos para los nuevos acondicionadores de aire,”, dijo. “Para instalarlos, hay que cambiar primero todo el sistema eléctrico de la instalación y, de acuerdo a lo que han dicho, es algo que va a tardar de siete a ocho meses”.


Furiel entiende la decisión: desde que el equipo se mudó a la Mendoza para la temporada de 2019, luego de que la contigua Héctor Solá Bezares quedara inutilizable por el huracán María, en espera de poder instalar los acondicionadores permanentes el municipio recurrió a la instalación de unos acondicionadores portátiles que representaban un gasto de gran magnitud durante la temporada: alrededor de $80,000 al mes.


Entretanto, aunque hay planes de rehabilitar la Solá Bezares, “ese es un proyecto que tardará todavía varios años”, dijo Furiel.


“Pero nosotros estamos muy agradecidos con el municipio, que siempre ha sido muy noble con las Criollas”.


Furiel indicó, de hecho, que las gestiones para jugar en otra cancha estará en manos del gobierno del alcalde William Miranda Torres, en conversaciones “de municipio a municipio” con los gobiernos de San Juan y Guaynabo.


“Sí tenemos disponible la cancha de Gurabo, pero en realidad esta resulta pequeña para la fanaticada de las Criollas”, indicó.


“Estamos bien con ir a Guaynabo, aunque nuestra preferencia sería San Juan, donde hay una cancha más grande y las Criollas tienen mucha fanaticada”.


“Además”, dijo, “eso permitiría que San Juan no se quede sin voleibol tras la suspensión de las Sanjuaneras, hasta que estas regresen para la próxima temporada, aparte de que Caguas tiene a varias jugadoras de las Sanjuaneras”.


En el sorteo de jugadoras agentes libres y de nuevo ingreso celebrado el 11 de diciembre, Caguas escogió a la central Neira Ortiz y a la opuesto-esquina Kanisha Jiménez, quienes jugaron con San Juan en 2021.