top of page
Buscar
  • Editorial Semana

Limpiar los espacios del ser querido tras su muerte


Redacción EDITORIAL SEMANA

redaccion@periodicolasemana.net


La muerte de un ser querido se incluye entre los eventos más duros que tenemos que enfrentar. Decidir qué hacer con las pertenencias de la persona ausente y disponer de las mismas acrecentan el dolor.


Recoger y limpiar los “closets”, sortear lo que está guardado en sus gavetas y figurar qué hacer con los papeles y tesoros que esta persona fue coleccionando a través de los años puede ser física y emocionalmente agotador. Así como con todos los aspectos del luto, no existe una simple respuesta. Debería hacer lo que entiende es lo más apropiado para usted.

Antes de empezar a despejar esos espacios, tome en cuenta lo siguientes:


1-) Haga un plan– Establezca fronteras para saber lo que necesita hacer, de manera que no se abrume demasiado. Decida dónde comenzar y sepa que está bien comenzar por lo más pequeño. Ejemplo: el baño puede ser más llevadero que el armario, pues dése el permiso para trabajar algo que parece ser muy arduo.


2-) Solicite ayuda– Si está listo(a) para repartir las pertenencias de su papá o mamá, pida ayuda a un familiar o pariente. De igual manera, si planifica sortear las pertenencias del (o la cónyuge), pídale a sus hijos o hijas, a familiares del esposo o la esposa o a buenas amistades que le ayuden en el recogido.


En el caso de los niños(as), su cónyuge, otros niños/niñas y padres/madres quieren gustosamente ayudar. Tener a alguien en quién apoyarse es importante cuando se sienta abrumado(a) con tristeza es importante; otra persona puede ayudar a motivarle para continuar.


3-) Use el sistema de “conservar-desechar-vender-donar”– Algunos artículos pueden caer en una categoría clara, mientras otros son más complicados. Revise nuevamente aquellos que parezcan ser un reto para categorizar en un principio. Comprenda que muchos artículos tienen valor sentimental, pero no puede retenerlos todos. Si no está decidido aún, “consúltalo con la almohada”. No deseche objetos que más adelante no se pueden recuperar.


4-) Tómese su tiempo– Dése el tiempo suficiente para analizar que las emociones intensas pueden prolongar esta tarea más de lo que se puede imaginar. Permítase tener el espacio necesario para fluir a través de las emociones y tomarse respiros cuando se necesiten.

2 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Redacción EDITORIAL SEMANA redaccion@periodicolasemana.net Una celebración de vida es una ocasión para recordar, reflejar y compartir las razones por las cuales el ser amado fue especial. Aunque perde

bottom of page