top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Saludable socialmente




Por: Myrna L. Carrión Parrilla


Mucho se habla de la salud de los individuos, pero casi siempre hablar de salud y pensar en que nos puede enfermar o lo que debemos hacer para prevenir enfermedades, es lo mismo para muchas personas.


Sin embargo, se nos olvida que la salud tiene diversos componentes y que todos son importantes para poder hablar de si uno es o no saludable.


Ser saludable es mucho más que no enfermarse. Ser saludable es un asunto que debe verse holísticamente, es decir, de forma integral, es identificar los aspectos s que forman parte del ser. Entre estos, lo físico, lo mental o emocional y lo social.


Lo físico es lo más conocido para cualquier ciudadano común, lo metal es todo lo relacionado a la mente, órgano que muchos olvidamos que tenemos y que también olvidamos atender adecuadamente, pues también se puede enfermar y necesita ser atendido y tratado.


Las sociedades también se enferman. De ahí que es importante fomentar la salud social. Este es un término general utilizado para referirse a dos conceptos diferentes, aunque se encuentran interrelacionados también.


En cierto sentido, se refiere a la salud de una persona en relación con su capacidad de interactuar con los demás y prosperar en entornos sociales. También puede referirse a la salud de una sociedad en general y cómo se trata a los miembros de esa sociedad.


Guerras, crímenes nunca imaginados, situaciones familiares que parecen sacadas de películas, son muestra de la afección de la salud social que enfrentamos. Valores que han cambiado significativamente, una constante actitud de criticar, en vez de formar parte y aportar, esto también es muestra de la condición de la salud social de nuestros tiempos. Una falta de consciencia en lo que afecta al vecino, al grupo, comunidad, escuela, empresa o empleo en que laboramos y una actitud constante de exigir, pero si querer aportar. Creernos que solo nosotros necesitamos y olvidarnos de considerar que hay todo un sistema alterado e impactado por los cambios económicos y sociales que se han dado. Caminar sin mirar y por pequeñas cosas, nos ignoramos.


El gran reto es lograr que los pueblos estén socialmente saludables, pero esto solo se conseguirá cuando cada uno de nosotros observemos en que conductas la salud afectamos y reconozcamos que lo que no funciona en gran parte lo provocamos.




4 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page